Conecta2 TV

IMAGOTIPO CONECTA2

Máxima autoridad universitaria instó al equipo de gestión a trabajar con altos niveles de exigencia, comprometida y redoblando los esfuerzos, con el propósito de proyectar la Universidad de aquí al 20/30, asumiendo los nuevos desafíos, proyectarlos y trabajarlos desde una mirada de largo alcance. 


Con la finalidad de analizar y discutir la planificación estratégica para gestionar y analizar los procesos de aseguramiento de la calidad con miras a la autoevaluación y acreditación institucional 2020, este viernes 30 de agosto, se realizó una exitosa jornada de trabajo “Desafíos Estratégicos de la Universidad de Tarapacá”, iniciativa que contó con la presencia de todos los integrantes del equipo de gestión.

El punto de partida de este encuentro, realizado en sala de reuniones del Museo San Miguel de Azapa, en el que se analizaron los aspectos que evalúa actualmente el Fondo de Reforzamiento y Fortalecimiento de las Universidades del Estado en un trabajo conjunto con el Banco Mundial y que hoy se está implementando, fue expuesto por el Rector de la Universidad, Dr. Emilio Rodríguez Ponce.

Al respecto, la máxima autoridad universitaria indicó que el actual proceso de desarrollo institucional y los desafíos que exige el nuevo marco normativo de la Educación Superior, plantea el mirar los procesos y estructuras, con el propósito de alinearlas con los desafíos que se plantean.

En dicho marco, el Rector Rodríguez Ponce destacó que el objetivo del taller de trabajo es para evaluar los avances que se han logrado en su primer año de gestión e instalación, las implicancias que tienen esos avances para el período 2018-2022 y también para proyectar los nuevos desafíos de cara al 2030. “Creemos que la administración de una universidad no se puede hacer solo pensando en períodos cortos sino que tiene que proyectarse en una visión de mediano y largo plazo. Desafíos que están asociados con los nuevos requerimientos y exigencias que se les están haciendo a las universidades del Estado, como por ejemplo, tener doctorados acreditados, publicaciones que sumen un índice de impacto mayor, lograr una proporción importante del cuerpo académico con grado de doctor y con mucho énfasis en la retención de estudiantes y en la titulación oportuna, además de mantener los estándares de acreditación que se han logrado, es decir, un conjunto de elementos que configuran nuevas exigencias y nuevas formas de medir la calidad de las universidades regionales y estatales”.

Asimismo, instó al equipo de gestión a trabajar con altos niveles de exigencia, comprometida y redoblando los esfuerzos, con el propósito de proyectar la Universidad de aquí al 2030, asumiendo los nuevos desafíos y trabajarlos desde una mirada de largo alcance. “Esto es imprescindible dado que desafíos tan grandes como los que tenemos que afrontar no pueden ser asumidos ni por una persona ni un grupo pequeño de personas, si no que por toda la comunidad universitaria y desde luego el equipo directivo tiene un rol también importante”, señaló el Rector de la Universidad de Tarapacá.

Luego, fue el turno del Vicerrector Académico, Dr. Alfonso Díaz Aguad quien expuso sobre los avances y proyecciones de cada una de las áreas dependientes de dicha vicerrectoría, destacando, los desafíos que fueron desarrollados el año pasado después de iniciado su gestión, “se realizó un plan de desarrollo estratégico de esta vicerrectoría, en el cual establecemos siete grandes desafíos y las acciones llevadas a cabo, junto con dar a conocer cuáles son las proyecciones respecto a los temas que están pendientes para desarrollarlos de aquí al 2022”.

Entre otros temas, el Vicerrector Académico expuso sobre el mejorar la tasa de titulación a 60% y reducir la permanencia en un 10% y, el programa de inversión en infraestructura y equipamiento para el fortalecimiento de la docencia de pregrado en niveles de alta calidad, entre otros temas.

En tanto, la Vicerrectora de Desarrollo Estratégico, Dra. Jenniffer Peralta Montecinos, expuso sobre los principales ejes de su unidad, centrados en, “los procesos estratégicos que estamos llevando como Institución y en los que apoyamos directamente desde esta vicerrectoría y por lo tanto, en términos del Sistema de Dirección Estratégica cuáles cuál es el estado de avance y las proyecciones de diagnóstico y actualización con una mirada hacia el 2030, dado el nuevo contexto y los nuevos requerimientos del Banco Mundial y, al mismo tiempo, los desafíos estratégicos que tienen que ver con el desarrollo y modificación de los nuevos Estatutos de la Universidad de Tarapacá”.

En su presentación, la Vicerrectora de Desarrollo Estratégico, explicó sobre procesos asociados al diseño organizativo y desarrollo organizacional como la cultural institucional, optimización de procesos con base tecnológica, carrera funcionaria y académica, además de explicar respecto al diseño del modelo de calidad integral de la Universidad, junto con la revisión y rediseño del sistema de aseguramiento de la calidad, “que den cuenta de una Universidad que crece, se desarrolla y que se optimiza en términos de gestión, de los resultados de aprendizaje, de la formación y en términos de competitividad en investigación y vinculación con el medio”.

Por su parte, el Vicerrector de Administración y Finanzas, Álvaro Palma Quiroz, presentó en una primera parte, una evaluación de este año transcurrido en esta gestión, un estado de avance y los puntos que están pendientes, para continuar con los desafíos hacia adelante, que están pensados fundamentalmente en sacar los pendientes y en el contexto de las proyecciones, desde la Vicerrectoría de Administración y Finanzas aportar a aquello. “Lo central es seguir optimizando el gasto en administración que tiene la Universidad, el cual es muy alto en comparación con otras instituciones que incluso son más grandes que nosotros. Optimizar un conjunto de inversiones que hay que hacer e ir logrando la adhesión y comprensión de la comunidad universitaria respecto de estos procesos de reducción de gastos, que son fundamentalmente para hacer inversiones que requiere la Universidad. Y en materia de ingreso, necesitamos recurrir a otras fuentes de financiamiento y para ello, en alianza con la Vicerrectoría de Desarrollo Estratégico tenemos que ver dónde podemos acceder a recursos vía proyectos”.

, ,