Conecta2 TV

IMAGOTIPO CONECTA2

Esta acción responde a una denuncia presentada por los vecinos y vecinas del sector, quienes han expresado su preocupación por la presencia de la vivienda que generaba diversas problemáticas en el entorno comunitario.


La Municipalidad de Arica, a través de la Dirección de Prevención y Seguridad Humana (DIPRESEH), en colaboración con Carabineros de la Tercera Comisaría, llevó a cabo un operativo de recuperación de un espacio público en la población Camilo Henríquez con el desalojo de personas que habitaban al borde del río San José en una verdadera vivienda de material ligero nacida a partir de un ruco.

Esta acción responde a una denuncia presentada por los vecinos y vecinas del sector, quienes han expresado su preocupación por la presencia de un ruco que generaba diversas problemáticas en el entorno comunitario.

Dicha tarea contó con la colaboración de la Dirección de Medio Ambiente Aseo y Ornato de la Municipalidad y el apoyo de Gestores Comunitarios.

Esto es uno de los asentamientos más grandes que hemos tenido en Arica, especialmente en la ladera del río. Nosotros en esta población hemos estado trabajando hace bastante tiempo con diferentes intervenciones, con los vecinos, con las vecinas, con organizaciones sociales, con diferentes servicios públicos y en este caso puntual también con la delegación presidencial, especialmente para poder acceder y hacer este desalojo. Acá estamos hablando de una persona que está en situación de calle. Estoy agradecido del trabajo que hicimos en conjunto con la delegación presidencial para este caso puntual, pero también para una serie de otras acciones que tienen que ver con la seguridad”, expresó Gerardo Espíndola Rojas, alcalde de Arica.

Desde el mes de noviembre del 2023, existía una resolución y orden de desalojo autorizada por la delegación presidencial, para las personas que habitaban la vivienda, el cual se encontraba asociado al consumo de drogas, alcohol y otras incivilidades que afectaban la tranquilidad y seguridad de la población.

Es un trabajo que hemos venido realizando en conjunto con la Municipalidad, aquí hay muchas incivilidades que tienen que soportar los vecinos y las vecinas, que hacen que los demás espacios públicos no sean utilizados porque hay una amenaza por personas que están haciendo mal uso de cada uno de los espacios de la comunidad, así que estamos comprometidos con ello, vamos a seguir trabajando, esta alianza y esta comunidad virtuosa que tenemos con el municipio para efectos de seguridad, recuperación de espacios públicos, iluminación a través de las SUBDERE, tiene por objetivo único y principal devolverles los espacios y la capacidad de mejor seguridad a nuestros vecinos y vecinas”, señaló Ricardo Sanzana, delegado presidencial.

Ante el tiempo transcurrido y la persistencia de la problemática, se decidió llevar a cabo el desalojo con la fuerza pública para garantizar el cumplimiento de la normativa y satisfacer las demandas de la comunidad.

Es un procedimiento de muchos meses de trabajo de Carabineros, obviamente, en conjunto de la mano con la Municipalidad y de la Delegación Presidencial. Existe una resolución de por medio que autoriza el desalojo con el uso de la Fuerza Pública. Esta persona está notificada desde noviembre, siendo que la ley exige 60 días de anticipación. Se le dio bastante plazo, y el día de hoy se concretó la resolución. El domicilio se encuentra actualmente habitado por una persona, sexo femenino y a mayor de edad. No hubo inconvenientes al ingreso y se está haciendo el desalojo en total normalidad”, indicó Capitán Mauricio Olivieri Avendaño, subcomisario de los servicios Tercera Comisaría Arica.

Este procedimiento forma parte de una serie de acciones que Carabineros y la Municipalidad de Arica vienen realizando en sectores complejos de la ciudad, donde se concentran problemáticas sociales y de seguridad.

El objetivo es garantizar el bienestar y la convivencia pacífica de los habitantes, cumpliendo así con el clamor de los vecinos y vecinas del sector. La Municipalidad reafirma su compromiso de continuar realizando acciones en beneficio de la comunidad, velando por la seguridad y el orden público en todos los espacios de la ciudad.