Conecta2 TV

IMAGOTIPO CONECTA2

El exmilitar será velado este domingo 30 de diciembre en la Iglesia de la Inmaculada de Concepción, en Vitacura. Al día siguiente se realizará una misa a las 14:00 horas y en el mismo lugar, donde se le dará un último adiós.

Foto: Captura Matinal Chilevisión

La tarde de este sábado se dio a conocer la noticia de la muerte de René O’Ryan, el recordado exinstructor del reality de TVN Pelotón

El periodista Christian Pino confirmó la información a través de su cuenta en Twitter. “Hasta siempre René O’Ryan (QDEP) Un gusto haber compartido contigo un par de tardes de ejercicios. Ahora podrás descansar en paz. Bravo Zulú amigo. Fue un honor conocerte”, escribió el profesional.

Recordemos que O’Ryan tenía 53 años y en junio del 2017 fue diagnosticado con un agresivo cáncer al esófago e hígado.

“Cuando comenzaron las primeras molestias yo estaba en la mejor etapa de mi vida, venía llegando de Europa con mi esposa y mi hijo. Ahí partieron las molestias que eran tarde, mal y nunca, y se daban cuando comía carne”, comentó el año pasado en el matinal Bienvenidos.

Según contó en ese momento, los médicos le dijeron que tenía una esofagitis, pero él no estuvo de acuerdo y buscó más ayuda. “Uno tiene que aprender a escuchar su cuerpo, a entender su cuerpo. El cuerpo da señales y las señales mías eran heavy. Algo había ahí que se atoraba”, agregó.

Por ello, pidió que le hicieran una endoscopia. “Ahí apareció un monstruo, porque era gigante, abarcaba gran parte del esófago y en la parte casi llegando al estómago había una masa que dejaba un orificio muy pequeño“, relató.

El exmilitar reveló que tras algunos exámenes, los especialistas le informaron que se trataba de un cáncer en etapa 4. “La verdad es que el shock duró diez minutos en mi caso porque Renecito (su hijo) se acerca cuando llegamos a la casa y me hace una caricia no normal, sino como apapachando, como diciendo ‘papá esto ya va a pasar’“, relató.

Tras enterarse de la noticia René investigó sus alternativas y, además de la radioterapia y quimioterapia, optó por seguir una dieta que fuera un aporte al tratamiento, eliminando la carne, los lácteos y la azúcar.

Pese a los esfuerzo, la aparición de un segundo tumor hicieron que los médicos le dieran un año de vida y que él decidiera dejar los tratamientos y quedarse sólo con una dieta creada por él, donde elimino todas las grasas saturadas.

“Yo no acepté por ningún motivo, vivir ocho meses con quimioterapia. Simplemente dije, ‘yo no me voy a envenenar’, porque yo estudié, averigüé, investigué y eso me va a llevar a morir en ocho meses o, a lo más, en un año”, señaló este año en el matinal La mañana de Chilevisión.

“Si uno acepta seguir esa terapia, el daño máximo se lo va a llevar algo muy maravilloso del cuerpo humano: el sistema inmunológico (…) La solución está en la nutrición”, agregó.


 

 

, , , ,